UN POCO DE HISTORIA

SIBARIGRASS® // Césped artificial

 

HISTORIA DEL CÉSPED ARTIFICIAL

SIBARIGRASS® // Césped artificial

Allá por el año 1965, en Houston (Texas), concretamente en el estadio Astrodome. Este estadio se construyó entre los años 1963 - 1965, y se dejó de utilizar en el año 2008. En él se sucedieron grandes ligas de béisbol.

Fue el primer estadio techado y el primero también en incorporar césped sintético. Este césped estaba compuesto por fibras cortas de nylon de muy alta densidad, extremadamente resistente, pero a la vez muy abrasivo, lo que suponía un grave problema en cuestión de lesiones y quemaduras para los jugadores.

Tras la puesta en marcha de un nuevo concepto de superficies sintéticas, a finales de los años 70 y principios de los 80, llegaron las evoluciones e innovaciones, dando como fruto una nueva generación de productos.

Esta nueva generación, ya no se realizaba con fibras de nylon, pasaron a realizarse con el polipropileno. Materia prima más económica, más cómoda y sobre todo menos abrasiva, una detalle a tener en cuenta por los jugadores. Otro de los detalles importantes de esta nueva generación era que el producto final iba a tener una mayor altura de fibras y una menor densidad, siendo necesario su lastrado con el fin de obtener una mejor estabilidad y firmeza, lo que se traducía en unas mejores condiciones de juego.

A pesar de las evoluciones, la década de los 80 fue difícil y crucial para el césped artificial. La introducción de este tipo de superficies en diferentes deportes trajo consigo el descontento de los jugadores debido la notable diferencia que había respecto a las superficies naturales. Estos y otros motivos obligaron a los fabricantes a invertir grandes sumas de dinero en investigación y desarrollo de productos capaces de satisfacer las necesidades requeridas, y como resultado, a principios 1996 se instaló el primer campo de fútbol con unas condiciones aceptables para su juego.

El producto utilizado, poco tenia que ver con los productos que se habían desarrollado anteriormente, compuesto normalmente de polietileno, (un material mucho más suave) y con una altura de fibras mayor (alrededor de los 55 mm), esta nueva generación de productos ya no solo se lastraban con arena de sílice si no que también se lastraban con gránulos de caucho, ofreciendo unas características de juego más realistas.

El césped artificial de uso residencial, paisajístico, decorativo y de ocio también a sufrido notables variaciones, teniendo en cuenta, que como primera instancia se utilizaba un producto tipo moqueta de no más de 1 cm de altura, cuyo objetivo era ofrecer un aspecto verde sin tener en cuenta la naturalidad, comodidad o resistencia.

Con la aparición de numerosos fabricantes, interesados en el sector del paisajismo, se ha evolucionado mucho, tanto en la apariencia, como en la suavidad, como en aspectos tan destacados como el medio ambiente. Es frecuente ver a gente sorprenderse de ver algunos productos instalados, no creen que realmente sea artificial, incluso se preguntan si hay que regarlo o cortarlo.


En SIBARIGRASS®, nuestro objetivo principal es ofrecer césped artificial de la más alta calidad, con el fin de satisfacer las necesidades y expectativas de nuestros clientes y distribuidores, todo en un entorno de eficiencia, calidad y rentabilidad.

SIBARIGRASS® es una marca de césped artificial de calidad superior, especializada en aplicaciones decorativas, residenciales y de ocio. Nuestra exclusiva colección de productos, está destinada a particulares, profesionales y empresas, tanto de ámbito nacional como internacional.


Conozca nuestras colecciones de césped artificial: LANDSCAPE COLLECTION, SPORTS COLLECTION, COLORFUL COLLECTION.

No dude en contactar con nosotros para que le facilitemos toda la información que necesite.


GO GREEN ...

Escriba un comentario

Usted debe ser registrado escribir un comentario.